lunes, 14 de febrero de 2011

Día 23: Recorrida por Madrid y vuelta a casa...

Comenzaba nuestro último día en Europa, al haber reservado el hotel por internet, teníamos el derecho de realizar el check out a las 15hs.
Nos levantamos temprano ya que yo tenía que ir a buscar el fotoalbum (del viaje a Europa del año pasado) que lo había mandado a hacer a una casa fotográfica de España.
Tempranito pasamos por Sol y nos fuimos caminando tranquilas hasta Fotoprix, una vez retirados los álbumes (mío y de mama), nos fuimos directo a Lefties, ya que Nicky se había quedado con las ganas. 

(Oso y Madroño de día)

Después de aproximadamente 1 hora ahí adentro, nos fuimos caminando al Palacio Real, previo paso por la Plaza Mayor y la Catedral de la Almudena.

(Plaza Mayor)

(Palacio Real)

Después de sacar las fotos correspondientes, volvimos a Sol, donde almorzamos y nos fuimos al hotel a acomodar las compras de Nicky, nos bañamos y dejamos las cosas en el luggage room.
Volvimos a salir, esta vez, rumbo al Museo del Prado (a sacarnos foto) y el Parque del Buen Retiro. Caminamos por el parque un rato largo, pasando por el Palacio de Cristal y el gran estanque, que estaba lleno de parejitas, porque es 14/02. 

(Estanque en el Parque del Buen Retiro)

Saliendo, pasamos por la Puerta de Alcalá, la Plaza de la Cibeles y ya fuimos volviendo al hotel, a hacer tiempo hasta que nos pase a buscar el taxi para partir rumbo al aeropuerto.
Hacia muchísimo frio así que nos quedamos en un salón del hotel y cuando se hizo la hora pasaron a buscarnos.
Solo quedaba despachar las mochilas e ir a recorrer el free shop, que Nicky estaba ansiosa.
En la fila nos encontramos con un par de chicos del grupo que viajaron con nosotras. Pasamos los controles, migraciones e hice los trámites para el tax free.
Cenamos y nos fuimos a la puerta de embarque, ahí nos encontramos con todos los que viajábamos juntos.
A la 01.05 salía nuestro vuelo a Buenos Aires.

domingo, 13 de febrero de 2011

Día 22: 1 Ciudad, 3 Religiones...


El día comenzó alrededor de las 9am. Nos vestimos y salimos rumbo a Atocha para tomarnos el tren a Toledo, como veíamos que no llegábamos al que teníamos pensado, paramos a desayunar en el camino y continuamos, sabiendo que nos tomaríamos el que salía en 30 min.
Sacamos los pasajes y nos fuimos al andén a esperar.
A la hora estipulada llegamos a Toledo y cuando bajamos del tren nos encontramos a Eze y a Bren que habían viajado en el mismo tren que nosotras.
Decidimos sacar un ticket para que nos lleven hasta el centro previo paso por un punto panorámico.
Ya en el centro, empezamos a delinear el recorrido, buscando las antiguas sinagogas que después de la expulsión de los judíos de España se convirtieron en iglesias cristianas.

(Punto Panoramico)

(Punto Panoramico) 

(Santa Maria La Blanca)
 
Intentamos llegar a una antigua mezquita, pero no se veía mucha vida adentro, así que, nos fuimos.
Después de varias vueltas por los recovecos de la ciudad, decidimos emprender el retorno a la estación de tren, esta vez caminando, ya que era todo en bajada.

(De fondo el Alcázar)

Una vez allí, sacamos los tickets para el tren, que resultó ser que salía en 1 hora y para ese momento los chicos ya habían llegado a la estación y volvimos los 4 juntos pero en distintos vagones nuevamente.
Llegamos a Madrid, hacía mucho frío y parecía que se venía la lluvia así que nos tomamos el metro hasta Puerta del Sol para ir al Fnac y al Corte Inglés ya que los chicos querían comprarse una cámara nueva y necesitaban asesoramiento (mío, obviamente, ja).
Eze y Bren fueron a comer, Nicky y yo a caminar un poco y quedamos encontrarnos a cierta hora en la puerta del Fnac.
Entramos, recorrimos, preguntamos, pero nada les convencía. Yo seguía con la idea de comprarme la réflex, cuanto más miraba, mas me convencía de la que quería, más que nada por el precio, pero no estaba del todo segura en comprarla, era mucha plata.
Cruzamos al Corte Inglés y ahí la encontraron. Yo, después de charlar con la chica de la tienda, que me recontra asesore y sobre todo que me diga que los dos objetivos tenían enfoque manual, me decidí y la compré.
Salimos y llovía, así que nos fuimos al hotel a dejar las cosas, a bañarnos y más tarde salir a caminar un rato más y a cenar.

(Inspeccionando mi nueva camara)

A la hora y media aproximadamente salimos, Nicky quería ir a Lefties (la segunda de Zara), pero cuando llegamos estaban cerrando la persiana, así que, seguimos nuestro rumbo hasta Puerta del Sol a sacar un par de fotos y a buscar algún lugar para cenar. 

(Oso y Madroño)

(Fuente en Sol)

Cuando terminamos todas las cosas que queríamos hacer, volvimos al hotel, última noche en Madrid, la próxima la pasaríamos en el avión de regreso a casa.

sábado, 12 de febrero de 2011

Día 21: De capital a capital...


A las 12 teníamos que dejar la habitación, nuestros compañeros de cuarto se fueron temprano, así que nosotras dos seguimos durmiendo hasta tarde.
Nos levantamos, terminamos de acomodar las cosas, dejamos las mochilas en el luggage room y nos fuimos a Plaza de Comercio a sacarnos foto que hasta ahora no nos habíamos sacado.

(Plaza de Comercio)

Cuando llegamos, encontramos que había una feria medio improvisada, así que la recorrimos y volvimos al hostel a conectarnos, subir un par de fotos y boludear.
Fuimos a comprar unos bocaditos a una panadería de enfrente para almorzar y averiguamos como llegar al aeropuerto.
Después de comer y cuando se hizo la hora indicada, nos fuimos rumbo a Rossio (plaza a 4 cuadras del hostel) para tomarnos el colectivo que nos llevaría hasta el aeropuerto.
El día se volvía gris, nubladisimo por donde miremos.
Llegamos al aeropuerto 30 minutos después de haber corrido el bus con las mochilas a cuesta y nos dirigimos a hacer el check in, que la facturación ya estaba abierta. Despachamos los bultos, pasamos migraciones y los controles y solo nos quedaba esperar el embarque.
Recorrimos varias veces el free shop y cuando ya no teníamos lo que hacer fuimos a la puerta correspondiente. Mientras hacíamos tiempo, aprovechamos a acomodar las mochilas de mano y tirar lo que ya no hacía falta.
El avión llegó, bajaron los que estaban ahí y subimos nosotros, como siempre con Nicky dejamos un lugar en el medio de las dos para tener más lugar.
Despegamos a horario y una hora más tarde, estábamos en la capital española.
Ahora venían las dudas, que nos preguntarán? habrá algún problema? Si bien teníamos todo en orden, teníamos miedo. Pero nada pasó, retiramos las mochilas y así como si nada, salimos del aeropuerto, nos fuimos a la estación de subte y con dos combinaciones en el medio, llegamos a Sol. Terrible la cantidad de gente que había!! Era sábado a la noche y Sol es el punto de encuentro, nos fuimos caminando al hotel, hicimos el check in y después de que el conserje argentino nos diga que en Madrid a la noche como mucho te roban sin que te des cuenta, salimos en busca de Gaby, que como habíamos quedado hacía tiempo, nos encontrábamos a las 22 en Sol para ir a cenar juntas la única noche que coincidíamos en Madrid.
Después de buscarla por un largo rato y cuando ya estábamos volviendo al hotel, la encontramos. Ahora empezaba el debate sobre a donde ir a comer, íbamos a ir al Hard Rock, pero quedaba re lejos, así que, terminamos en el Mc frente a la Puerta del Sol. Cuando terminamos de comer, nos fuimos caminando unas 3, 4 cuadras hasta Plaza Mayor. 

(Plaza Mayor)

Hicimos book fotográfico y nos separamos, Gaby se levantaba temprano para irse al aeropuerto, ya que al mediodía salía su vuelo a Buenos Aires.
Nosotras, tomamos un “atajo” y caminando tan solo 3 cuadras, llegamos al hotel.
Retiramos los horarios de los trenes a Toledo y nos fuimos a dormir, por fin en una cama como la gente, con baño completo privado y tele!

(Habitacion!)

viernes, 11 de febrero de 2011

Día 20: Lisboa...


Sin apuro nos levantamos, desayunamos y nos fuimos a Plaza de Comercio a tomarnos el tranvía para ir a Belem, a visitar el monasterio, la torre y el monumento a los descubrimientos.
Después de aproximadamente media hora de viaje, llegamos. Entramos a la iglesia del monasterio y cuando salimos hicimos la fila para entrar a visitar el complejo completo.

(Monasterio)

Nuestro turno llegó y presentamos credenciales pero con ninguna obtuvimos descuento, así que le dije a la señora que me dé una entrada (€10), cuando le toca el turno a Nicky, le da un billete de €100 a lo que la señora le responde que para ese billete no tiene cambio, algo medio imposible ya que había fila para sacar entradas para entrar, así que, nos calentamos y nos fuimos, previa devolución de mi dinero.
Si fue así, es porque D`s quiso que así sea. No nos importaba demasiado entrar.
Cruzamos y nos fuimos al parque de enfrente donde hay una fuente de aguas danzantes y atravesándolo se llega al Rio Tajo. 

(De fondo el monasterio)

Llegamos al monumento a los descubrimientos, con Vasco da Gama a la cabeza y el puente 25 de abril muy cercano. Sacamos fotos para ambos lados y se levantó un fuerte viento, así que decidimos emprender la vuelta. 

(Muelle en Belem)

(Monumento a los descubrimientos, de fondo el puente)

Llegamos al hostel, preguntamos cómo llegar a Oriente y esperamos un rato a Flor, como no había rastros de ella nos fuimos solas.
Combinación de subte mediante, llegamos a la parte moderna.
Nos metimos directamente en el shopping y mientras recorríamos fuimos llegando al patio de comidas, eran aproximadamente las 15. Comimos y seguimos recorriendo.
Como siempre hasta ahora, Nicky encontró cosas para comprar. A eso de las 18 y bajo una lluvia torrencial, decidimos volver para el centro.
Hicimos un poco de “shopping” (entiéndase por shopping que me compre un buzo, prácticamente lo único del viaje, ja) y nos fuimos al hostel.
Nos bañamos y como a la hora nos reencontramos con Flor, que había estado también en el shopping, buscándonos.
Cenamos, charlamos y nos despedimos, Flor a la madrugada se vuelve a Barcelona y nosotras a la tarde nos vamos a Madrid.

jueves, 10 de febrero de 2011

Día 19: Entre subidas y bajadas, océanos y montañas

7.30hs sonó el despertador. Desayunamos y nos conectamos un rato mientras esperábamos a la combi para ir a la excursión de día completo.
A las 9 salimos para Sintra, distante 30km de Lisboa.
Nos dirigimos directamente hacia el Palacio de la Penna, majestuosa construcción, realizada en 1836 por orden del príncipe de Portugal. El palacio, fue elegido como una de las 7 maravillas de Portugal, presenta mezcla de estilos arquitectónicos que van desde el neogótico al neoislámico, pasando por el neorrenacentista y el colonial. 

(Palacio de la Penna)

(Vista de Sintra desde el Palacio)

Teníamos 2 horas para recorrer lo que queramos, con Nicky decidimos ir a visitar los jardines. Entre subidas y bajadas logramos recorrer todo lo que quisimos.
Cuando se hizo la hora, nos dirigimos al punto de encuentro y bajamos a la ciudad donde nos dieron tiempo libre para almorzar y recorrer un poco.
Desde ahí, nos fuimos a los Jardines de Regaleira (patrimonio mundial declarado por la UNESCO), son aproximadamente unas 4 hectáreas, entre lagos y grutas. 

(Jardines de Regaleira)

Caminamos por alrededor de una hora y media (esta vez los 8 juntos), nos metimos en los túneles que te llevaban a lugares increíbles, aunque era bastante aterrador tener que caminar con linternas, goteras por todos lados, paredes arenosas y barro por todos lados.

(Recorriendo los Jardines)

Eran tipo las 16 cuando abandonamos la mágica Sintra para dirigirnos a Cabo da Roca.
Muchas ganas tenía de ir a este destino. Saber que estás en el punto más occidental de Europa es muy loco. Mientras estás ahí sacando fotos y mirando el horizonte, te imaginas el punto en el mapa, esa nariz que tiene Europa… Ahí estábamos, con el Atlántico frente nuestro y del otro lado el continente americano. 

(Cabo da Roca)

(Cabo da Roca)

(Cabo da Roca con Nicky)

Paisaje hermoso! No me imagino lo que debe ser ver el atardecer ahí… Para alquilar balcones.
Desde allí, nos fuimos a Cascáis, ciudad turística con extensas playas  a 25 km de Lisboa. Apenas llegamos nos dejaron en una heladería, supuestamente la mejor de la zona, que no le llega ni a los talones a las heladerías argentinas.
Fuimos a la playa a sacar unas fotos y ya empezamos a volver a Lisboa.

(Playa de Cascais)

Llegamos alrededor de las 18 a la capital y decidimos irnos al fnac, después de un rato de recorrer ahí, salimos por otra puerta y encontramos un centro comercial bastante copado donde había Zara, Foot Locker, H&M, Levi`s, etc. Como siempre, Nicky encontró algo para comprar, je.
Volvimos al hostel, boludeamos un rato y nos fuimos a comprar la cena, esta noche, kebab.
Después, como todas las noches, charla con Flor y a dormir.
Para mañana, el plan es ir a la zona de Belem (con Nicky), después encontrarnos en el hostel con Flor e ir las 3 juntas a recorrer la zona de Oriente.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Día 18: Recorrida por Lisboa...

Amanecimos temprano, como siempre hasta ahora. Nuestros compañeros de cuarto se iban ese día, por lo que cambiamos las camas y nos quedamos con las de ellos que eran abajo, ya que esa noche nos había tocado dormir arriba.
Nos encontramos con Flor en el salón común, desayunamos las tres juntas y nos conectamos un rato a internet.
Salimos del hostel rumbo al Castillo San Jorge.
Pasamos por Sé (Catedral de Lisboa) y por un punto panorámico donde aprovechamos para sacar fotos varias.

(Sé)

(Punto Panoramico)
 
Después de pedir indicaciones sobre cómo llegar al Castillo, llegamos, coleccionando calles en subida…
Ahora venía la parte de garronear la entrada. Yo, como siempre tenía la credencial de estudiante y la de periodista. Me acerqué al mostrador y le mostré la de prensa, me imprimió la entrada y €0, Shei ya estaba adentro, ja… Había que conseguir para Flor y para Nicky más barata, le doy la de estudiante a la vendedora y me dice pero no la querés para vos y le digo, no.. Para ella que es mi hermana, medio que no le gustó mucho pero me la dio a mitad de precio y Flor le dijo que ella era estudiante (verso) pero que se había olvidado la credencial en el hostel, así que, Flor pago mitad de precio y Nicky y yo un cuarto, ya que yo le di la mitad de lo que había pagado ella.
Entramos al castillo y la verdad que no vale mucho la pena, salvo por la vista panorámica de Lisboa que se obtiene desde ahí arriba, caminamos por las torres, sacamos muuuuchas fotos y empezamos a volver al hostel para almorzar y después encontrarnos en Plaza de Comercio con Sam.

(Lisboa y el Tajo, desde Castillo San Jorge)

(Castillo San Jorge)

(Bandera Portugal en Castillo San Jorge)

A las 14 estábamos en el punto de encuentro, después de debatir para donde ir, decidimos ir caminando hasta un parque muy grande que hay en el fondo de Lisboa.
(Nicky, Shei y Sam, de fondo el rio Tajo)

Mientras caminábamos por la calle del hostel (como si fuese Florida acá), Sam aprovechó a comprarse la comida y nosotras entramos a un locutorio para hablar por primera vez por teléfono desde que nos fuimos. Llamamos a mama, papa y abuelos y seguimos nuestro rumbo.
Después de aproximadamente hora, hora y media, llegamos al parque, nos quedamos ahí charlando un rato y se empezó a nublar, por lo que decidimos emprender la vuelta.
Nosotras nos íbamos al súper a comprar la comida para la noche y para hacer las viandas para mañana que nos vamos de excursión todo el día.
Llegamos al hostel, nos bañamos y nos juntamos con Flor para hacer la comida y cenar ya que a las 21 nos pasaban a buscar para la excursión nocturna.
Habremos salido tipo 21.15, éramos 6 (nosotras 3, 2 italianos y 1 brasilera). Arrancamos la visita desde un punto panorámico, donde se observaba casi todo Lisboa, no era tan alto como el Castillo pero estaba bueno.

(Punto Panoramico, con Flor y Nicky)

Desde allí nos fuimos a la parte nueva de Lisboa, a Oriente, donde se encuentra una muy linda estación de tren, micros y subte y enfrente un shopping.

(Oriente)

Después de 30 minutos de viaje llegamos a Belem, pasamos por la confitería que hacen los pastelitos de Belem (ninguna de las 3 compró, tenían canela y no somos muy amantes que digamos) y caminamos cuadra y media hasta el monasterio de Belem, frente se encuentra el monumento a los descubrimientos con Vasco da Gama al frente.

(Monasterio)

Una vez finalizada nuestra visita allí, nos dirigimos a tomar un ferry hasta el otro lado del Tajo, a la zona de Almada, para volver cruzamos por el puente 25 de abril (construido por el mismo que construyó el Golden Gate) y pasamos por los restos del acueducto que hay en Lisboa.

(Restos del acueducto)

Volvimos al hostel, nos conectamos un rato y a dormir, mañana a las 9 nos pasan a buscar para la excursión de todo el día a Sintra, Cabo da Roca y Cascáis.

martes, 8 de febrero de 2011

Día 17: Rumbo a la capital...


Nos levantamos temprano y abandonamos el fantástico hostel para dirigirnos hacia la estación Campanha, desde donde salen los trenes a Lisboa.
Para llegar hasta allí, tomamos el bus del sightseeing que teníamos el pase válido para ese día y nos bajamos en Aliados donde nos subimos al subte.
Llegamos a Campanha y averiguamos los horarios de los trenes a la capital portuguesa, el próximo salía en aproximadamente media hora, así que, nos dirigimos a la plataforma y nos dispusimos a esperar.
Subimos al tren y arrancó, ya estábamos en camino a nuestro anteúltimo destino.
El viaje se pasó realmente lento, si bien eran tan solo 3 horas, el tren no era de lo más cómodo y todo el trayecto lo hicimos de espalda ya que los asientos eran numerados y era lo que nos había tocado.
Llegamos a Lisboa y empezamos a averiguar cómo llegar al hostel, bah, sabíamos cómo llegar porque teníamos la indicación, pero no sabíamos donde tomarnos el colectivo correcto.
Ya empezamos a notar que en Oporto son mucho más amables que en Lisboa, tal cual como pasa en cualquier capital, siempre en las ciudades más chicas los habitantes son más sociales.
Llegamos al hostel después de 5 minutos en colectivo y de caminar 4 cuadras. Nos recibió Joao, que nos mostró las instalaciones y nos explicó los procedimientos del hostel, nos ofreció dos excursiones, de las cuales una ya la teníamos pensada hacer y nos fuimos al cuarto.
Dejamos las mochilas y decidimos ir a recorrer un poco la zona del hostel, hasta la plaza rossio, donde esta Mc Donalds, que obviamente, frenamos para almorzar, ya eran las 16 y no habíamos probado bocado.
Volviendo del Mc al hostel pasamos por el súper a comprar los víveres para el día siguiente y para una posible cena.
Cuando llegamos al hostel, nos quedamos en la sala común usando internet, se me sienta una chica al lado y después de un ratito me mira y me dice, argentinas? a lo que le respondemos que si, resultó ser Flor, nuestra compañera de ruta por los próximos 3 días.
Decidimos que mañana a la noche íbamos a tomar la excursión que ofrecía el hostel y que pasado mañana, iríamos a Sintra, Cabo da Roca y Cascáis.
Para mañana a la mañana, Castillo San Jorge, con recorrida por la ciudad y encuentro con Sam, el australiano que conocimos en Oporto.
Cena tarde (el agua para los fideos en las hornallas eléctricas tarda bastante en hervir) y charla extensa con Flor. Después, a dormir.

lunes, 7 de febrero de 2011

Día 16: Oporto, último día por muuuuuucho tiempo!

Como siempre hasta ahora, nos levantamos, desayunamos y después salimos.
Volvimos al Duero al igual que ayer, pero esta vez para hacer un paseíto en catamarán que venía incluido en el pase que sacamos del sightseeing.
A la hora pautada arrancó, recorrimos los 7 puentes que cruzan el Duero y fuimos hasta la unión con el océano atlántico. 

(Paseito en el Duero) 

(En el barquito)

Después de una hora, bajamos en el mismo lugar donde habíamos subido y nos tomamos el micro para ir a la parte alta de Vila Nova do Gaia donde se encuentra el corte inglés. Mientras íbamos escuchando la guiada por los auriculares, los “Atractivos” se iban sucediendo ante nosotras.
Llegamos a la tienda antes mencionada y permanecimos en la misma por un lapso de una hora y media.

(Corte Inglés en Vila Nova do Gaia)

Volvimos a tomar el micro, esta vez para ir a la librería Lello e Irmao.. QUE LIBRERÍA POR DIOS!!! Me hubiese quedado ahí adentro un par de horas largas.. 

(Libreria)

Cuando salimos justo pasaba el otro micro que pensábamos tomar que es el que llegaba hasta la playa, así que, corrimos y el conductor nos abrió la puerta donde no debía, un fenómeno!
Atravesamos toda la ciudad, pasamos por el estadio de Oporto, la Casa de Música (flor de edificio), por el Jardín de Serralves y llegamos a la playa, donde estaba el Palacio del Queso por la forma de la construcción.
Bajamos unos 15 minutos y sacamos fotos. 

(Playa)

Subimos al micro para volver a la zona comercial de Oporto que habíamos visto que había locales copados.

(Nuestro medio de transporte)

Después de recorrer el centro por alrededor de 1.30hs volvimos al hostel previo paso por el súper.
Mañana nos vamos a Lisboa, que dicen que a la noche es bastante peligrosa, pero bue, veremos. Nicky quiere cambiar de destino, pero no, está todo contratado y no da para andar desperdiciando…